MASOTERAPIA

masoterapia

MASAJE TERAPÉUTICO DESCONTRACTURANTE:

Es el gran clásico. Se compone de una serie de maniobras que explicaremos a lo largo de este tema. Es profundo y se suele concentrar en la zona donde se encuentra la contractura, aunque se pase por la musculatura adyacente para relajar. puede aplicarse en espalda, descargar las piernas en los deportistas y en el “completo”
MASAJE RELAJANTE:

Se efectuará mediante maniobras poco profundas, con pases lentos y rítmicos. Será importante que el paciente se encuentre cómodo y tranquilo para conseguir un mayor efecto del masaje.
Normalmente se aplica en el “completo”

MASAJE EN LAS CICATRICES:

Tras producirse una lesión, ya sea por un traumatismo o por una intervención quirúrgica, la cicatriz que queda, no está formada por el mismo tejido que había anteriormente en esa zona y no tendrá sus mismas propiedades. Ya no será tejido muscular, adiposo o cutáneo, será tejido fibroso. Además, éste quedará adherido a planos inferiores, por lo que esa área perderá elasticidad y movilidad, pudiendo ser ésta una limitación grave si estamos hablando de zonas como la rodilla o el codo (articulaciones con mucho movimiento) Es importante una vez que la cicatriz esté bien cerrada (no tocar si todavía hay puntos o zonas semiabiertas) moverla en todas las direcciones, para liberar esas adherencias de las que hablábamos antes. Es normal que duela al principio, pero esta sensación irá disminuyendo conforme vayamos dejándola más liberada.

MASAJE TRANSVERSAL A LAS FIBRAS, TIPO CYRIAX:

Es el más temido, ya que cuando hay patología (tendinitis, esguinces…) suele ser doloroso. Se trata de unas movilizaciones que se realizan transversales y profundas a las fibras que estamos tratando, ya sean musculares, ligamentosas o tendinosas. Tiene efecto antiinflamatorio, analgésico y ayuda a reconstruir las fibras dañadas.