Ondas de Choque

Por ,  Jueves 2 julio 2015

En la atmósfera ocurren  sucesos explosivos  como rayos o explosión sónica  después de los cuales se produce un pico de energía extremadamente alto, las ondas de choque son ondas acústicas donde se logra el mismo nivel de energía.Una onda de choque se diferencia de una ecografía por su gran amplitud de presión. Adicionalmente, la ecografía suele consistir en una oscilación periódica, mientras que una onda de choque es un pulso único.

En 1980 Chaussy trató con ondas de choque al primer paciente en Munich. El método resultó confiable y exitoso para el tratamiento de los cálculos renales. Inicialmente fue visto con escepticismo por los urólogos, pero el tiempo ha demostrado su valor. Hoy, el 98% de los cálculos renales que antes eran tratados quirúrgicamente, pueden ser resueltos con este método no invasivo.

Justamente la preocupación por efectos colaterales a nivel músculo-esquelético, abrió un campo nuevo. En 1988 se hizo la primer experiencia en fracturas no consolidadas con muy buenos resultados y posteriormente Dahmen obtuvo buenos resultados en el tratamiento de las calcificaciones del manguito rotador en el hombro.

Poco a poco fueron surgiendo otras indicaciones y el rápido crecimiento del método llevó a la creación de la Sociedad Europea  para la Terapia por Onda de Choque a nivel Músculo-Esquelético (ESMST). En 1999 pasó a ser una sociedad internacional, la International Society for Medical Shockwave Therapy.

Efectos

Unos directos causados por la onda expansiva positiva. Y unos indirectos causados por las ondas secundarias y la fase de presión negativa, que provocan cavitación de la zona y un efecto de remolino o turbina mucho más importante cuando hay una calcificación o actúa en la interfase entre tejidos blandos y hueso. Esto provoca cambios en la estructura de los tejidos.

Por otra parte también se produce una liberación de radicales libres en los compartimentos celulares, aumentando el control inflamatorio en los tejidos y aumentando la respuesta del organismo a la inflamación.

La terapia por ondas acústicas extracorpórea (en contraste con la litotricia) no se usa para desintegrar los tejidos, sino más bien para provocar efectos biológicos microscópicos intersticiales y extracelulares, que incluyen la regeneración de tejidos. En la terapia moderna del dolor, la energía de ondas acústicas se lleva a cabo desde el punto de origen, que es el generador de ondas acústicas (a través de un gel de acoplamiento) a las regiones del cuerpo que experimentan dolor. Allí, su capacidad de cicatrización es aplicada.

Con el tiempo, las ondas acústicas han demostrado ser un método eficaz y no invasivo para el tratamiento de la patología músculo-esquelética localizada incluyendo: epicondilitis, espolón calcáneo y fascitis plantar, trastornos del manguito rotador, puntos gatillo, la variedad de tendinopatías crónicas y muchas otras indicaciones.

Entre los múltiples efectos que poseen las Ondas de choque destacan: – Efecto analgésico, reduce el dolor. – Elimina o reduce la calcificación. – Aumento de la irrigación sanguínea. – Formación de nuevos vasos (neovascularización) – Repara los tejidos.

Compartir En:

Deja un Comentario


CommentLuv badge

¿En Qué Podemos Ayudarte?

Simplemente completa el siguiente formulario o llámanos al número:

955 86 26 00








captcha